Make your own free website on Tripod.com
TERRARIO


Estos animales son muy activos, son lagartos que adoran el ambiente caluroso y seco de los ecosistemas desérticos. Es necesario que el terrario donde los alberguemos recree perfectamente el ambiente natural en el que se desarrollan. Menos es más, es una buena idea.

Los uromastyx son excavadores, y cualquier cosa demasiado elaborada nos llevará a un hábitat desagradable para ellos. Evitar cualquier elemento orgánico comestible, como plantas vivas, que son normalmente destruidas o ingeridas. También deberíamos evitar la decoración con objetos plásticos que imitan a elementos naturales, como son lagartos herbívoros, se conocen casos de ingestión de plantas de plástico confundidas con comida.

Es necesario un espacio adecuado, especialmente cuando tenemos parejas o colonias de uromastyx. Una buena regla para la mayoría de los lagartos desérticos, es darles un hábitat con una longitud equivalente a cuatro veces el tamaño de un individuo adulto. Una altura máxima de 65 centímetros y un fondo mínimo de también 65 centímetros sería el ideal en cuanto a tamaño del terrario. Algunos propietarios de estas especies fabrican sus propios terrarios en madera o melanina. Los uromastyx no deben tener carencia de espacio, asegúrate de que el terrario cumple las necesidades especificas de este tipo de lagartos. Los terrarios estándar requieren algunas modificaciones para hacerlos apropiados para los uromastyx.

Necesitan una buena ventilación superior y lateral para la correcta circulación del aire. Demasiada humedad ( 70 % o más ) puede ser fatal. Un terrario bien ventilado es crucial, especialmente cuando se usan substratos de arena porque estos provocan polvo.

Lo ideal es que las paredes, suelo y techo sean opacas para evitar el estrés de los animales, y que en la parte frontal el terrario este provisto de dos puertas correderas de cristal.

Hay dos elementos indispensables en cualquier terrario para uromastyx:

- Cueva, ya que aunque son animales activos, necesitan un lugar donde esconderse de cualquier mirada y sentirse seguros, especialmente por la noche, siendo este el lugar donde dormirán, si no lo hacen así significa que hay un problema.

- Asoladero, o lugar en el que ellos se puedan tumbar directamente debajo de la bombilla que emite el calor para conseguir las altas temperaturas que necesitan.

Se pueden conseguir las dos cosas en una, situando con piedras perfectamente fijadas debajo de la bombilla, una formación que deje un espacio inferior con lo que también conseguiríamos una tercera zona de temperatura lo que facilitaría la termoregulación.

Los criadores usan habitualmente cajas de plástico de 200 litros para el aislamiento de machos y hembras durante la cría o periodos de agresividad entre colonias. Estos pueden ser preparados para acomodar uromastyx durante distintos periodos de tiempo, usando las mismas reglas que para el terrario habitual. Cuando se mantiene más de un animal en un solo terrario, es una buena idea tener un terrario como este para cuando surjan problemas. Son buenos para usarlos como "enfermería" cuando algún ejemplar este siendo sometido a algún tratamiento médico, ya que estos momentos se recomienda que tengan el menor contacto con los propietarios para evitar el estrés o cuando el tratamiento requiere que el lagarto sea separado del terrario de cría.

La sanidad y la higiene son muy importantes como en cualquier hábitat de reptiles. Si se les presta una atención diaria a la limpieza retirando sus excrementos, mantener el hábitat limpio requiere un trabajo mínimo. Quitar diariamente los restos de comida de su recipiente específico. Dejar los restos de vegetales por un día o dos puede producir moho. Las paredes interiores y el cristal deben ser limpiados al menos una vez al mes con jabón neutro y agua. Limpiar y aclarar con paños húmedos para eliminar cualquier resto de productos de limpieza que pudieran haber quedado.

Productos limpia cristales diluidos son una buena opción para los terrarios de cristal, y permiten un buen aclarado después de la limpieza. Después de limpiar el terrario lavate las manos con un buen jabón antibacterias. Lava bien los recipientes de la comida cada vez que les pongas comida nueva.

De la iluminación y temperatura hablare en un capitulo aparte, dedicándoles una atención especial, aún cuando se podrían incluir perfectamente en el apartado del terrario.